BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 27 de mayo de 2010


Mayo es un mes estupendo para pasear por la playa. Hay poca gente, el agua no está muy sucia , aunque sí fría, lo cual es bueno para activar la circulación, paseando por la orilla y dejando que las ondinas del mar acaricien nuestros pies, sintiendo como nos hundimos en la arena y conectamos con la tierra. También me encanta el olor a mar, ese olor caracteristico que trae la brisa primaveral.Acompaña la escena el sol, que aún no quema, pero caldea el cuerpo abrazandolo cálidamente con sus rayos.Al haber menos gente, también se escucha mejor el sonido de las olas, rompiendo contra las rocas, por cierto es un espectáculo que me relaja muchísimo, sentarme en el espigón y ver la furia conque el agua golpea las piedras, como queriendolas apartar de su camino.
Es en estos momentos contemplativos de la grandeza del mar, cuando me siento como un minúsculo grano de arena en la omnipotencia del universo y observo el continuo movimiento de la vida que se refleja en el agua del mar, siempre en movimiento. Dentro del sentimiento de pequeñez a la vista de la inconcebible grandeza del universo, se produce dentro de mí, un sentimiento de integración y me veo como parte del Todo y a la vez como un Todo .

12 comentarios:

thot dijo...

Es un mes estupendo como dices para disfrutar de esa integración con la naturaleza antes de la avalancha de turistas invadiéndolo todo. Yo estoy lejos pero a ratos echo de menos esos momentos. Disfrútalos al máximo. Un abz.

iris dijo...

Hola Thot, yo tampoco estoy muy cerca de la playa. Aunque vivo en Málaga, mi casa está situada en Los Montes, pero llegando esta época me gusta mucho coger el coche y acercarme a la playa a pasear , más adelante en el verano también me gusta bañarme, pero a horas en las que no haya mucha gente. UN BESO Y GRACIAS POR PASARTE A SALUDARME.

no sabia que yo era soviética dijo...

Iris, hola! Cuanto echo de menos un paseito por la orilla de la playa, ains. Bueno, ya me falta poquito para poder hacerlo. Ahora tocan codos. Ánimo a ti también. Un beso :)

Nieves dijo...

Ay la mar, que tiene que nos embruja, verdad? Me encanta pasear por la playa en invierno, y esta época genial. Ya queda menos para las vacaciones. Un besazo.

iris dijo...

Hola, no sabía que yo era soviética, me fuí a la playa sobre todo para desbloquearme, porque cuando me bloqueo no puedo estudiar. Así que me doy un paseo y vuelvo con la mente más despejada. Gracias por darme ánimos.Besitos.

iris dijo...

Nieves, encantada de que te pases por mi Rincón.Siiiiiiiiii, ya vienen las vacaciones, aunque a mi me toca estudiar también en verano. Pero no es lo mismo, porque es sólo repaso.Besos.

Reyes dijo...

El mar nos da otra clase de vida.
Es verdad .
Un beso.

Carlos dijo...

Este fin de semana estuvimos en los montes. Que privilegiados somos por poder elegir según nuestro estado, conectar con los elementales de la naturaleza o con los del mar. Gracias por conseguir que viva el instante.

Clematide dijo...

Maravillosa sensación que se extiende cuando la compartes...gracias!

iris dijo...

Gracias a ti Carlos por conectar con lo que escribo. Estoy escribiendo relatos de mis visitas a Los Montes. Un día me llegaré y le regalaré alguno a Luis, porque sé que le gustan. Por cierto, me apetece muchísimo volver a vivir la experiencia de potenciar la energia en grupo, quizás el año que viene suba a Las Contadoras. Besos hermano.

iris dijo...

Hola Clemátide, gracias por compartir sensaciones conmigo. Besos.

iris dijo...

Reyes, hermosa frase para definir los efectos del mar. Besos guapa.