BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 6 de octubre de 2011


Texto de MITSUO AIDA, calígrafo y poeta japonés, que dejó este mundo en 1991.


Por haber vivido intensamente su vida,
la hierba seca aún llama la atención de quien pasa.
Las flores sólo florecen
y lo hacen lo mejor que pueden.
El lirio blanco en el valle, que nadie vé,
no necesita explicar nada a nadie;
vive sólo para la belleza,
pero los hombres no pueden convivir con él "sólo".

Si los tomates quieren ser melones,
se transformarán en una farsa.
Mucho me asombra
que tanta gente esté ocupada
en querer ser quien no es:
¿qué gracia tiene transformarse en una farsa?

No necesitas fingir que eres fuerte,
no debes probar siempre que todo vá bien,
no puedes preocuparte de lo que piensen los otros,
llora, si lo necesitas,
es bueno llorar hasta que no quede ni una lágrima
(pués entonces podrás volver a sonreir).

10 comentarios:

añil dijo...

Precioso. Gracias por traerlo.

Un beso

mariajesusparadela dijo...

Lo esencial es aceptarnos como somos y sacarle partido.
Yo lo intento.

Reyes dijo...

Bello, bellísimo, muchas gracias por estas perlitas que nos traes.
Besos.

iris dijo...

Gracias a ti Añil por pasarte por aqui, besitos.

iris dijo...

Maria Jesús, aunque no lo creas eres una afortunada, no es fácil aceptarse . Besos.

iris dijo...

Gracias a ti por visitarme Reyes. Besos.

escuchando palabras dijo...

bellobello poema!!!! buen finde para ti!!!! besitos

Jose Vte. dijo...

Hace muchos años lei una novela, de estas matodónticas, un best seller, de Joahnnes Mario Simmel titulada "Nadie es una isla". Nunca la he podido olvidar, me impactó sobremanera. Trataba sobre
una estrella de cine acostumbrada al glamour y a la buena vida, tiene una hija con Sindrome de Dawn y su vida cambia radicalmente.

Me gustó como estaba tratado todo este tema. Pero sobre todo me gustó la frase final del libro. que nunca he podido olvidar.

"Para que sirven las flores, sólo para florecer"

¿Alguien lo dudaría?

La Zarzamora dijo...

Hay que sacarlo todo para afuera, verter esas lágrimas que se agolpan dentro y penan en salir... y sonreír, encontrar de nuevo un sentido a la belleza, y respirar lo que sencillamente la vida nos ofrece.

Gracias por compartir el poema.
Besos, Iris.

Victor Vazquez Valdez dijo...

En verdad Bello pensar en pocas palabras dice mucho y hace reflexionar